Nuevos cambios en el Calendario de Vacunaciones Infantil de Canarias en 2017. Y nuevas políticas.

En Enero de 2017 se introducirán cambios en el Calendario de Vacunaciones Infantil de Canarias, con cambios significativos respecto a los Calendarios que se han venido aplicando en nuestro Comunidad en los últimos 30 años.Como consecuencia de estos cambios, se sustituirá el esquema 3+1 en el primer año de vida por el esquema 2+1, desplazándose la dosis de los 6 meses a los 11 meses, y eliminándose el refuerzo de los 18 meses.Al mismo tiempo, las autoridades sanitarias de la Dirección General de Salud Pública han decidido rescindir el convenio con la Sociedad Canaria de Pediatría, que venía funcionando desde hace más de 20 años, por el que todas las vacunas de Calendario se venían aplicando tanto en los Centros de Salud como en los centros privados de vacunación. Esta medida ha empezado a funcionar a partir del mes de Diciembre de 2016.

Nuevos cambios en el Calendario de Vacunaciones en 2017 en Canarias. Y nuevas políticas.

Luis Ortigosa

Miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría y del Gobierno de Canarias.

Presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife

En Enero de 2017 se introducirán cambios en el  Calendario de Vacunaciones Infantil en Canarias, con cambios significativos respecto a los Calendarios que se han venido aplicando en nuestro Comunidad desde el comienzo de la actividad vacunadora. Se trata de un calendario en el que están incluidas vacunas frente a 13 enfermedades inmunoprevenibles, a diferencia de los primeros Calendarios en los que estaban incluidas tan  sólo vacunas frente a 7 enfermedades. Este nuevo esquema será aplicado a los niños nacidos a partir del 1 de julio de 2016. El resto seguirán recibiendo las pautas vigentes hasta ese momento

Como consecuencia de estos cambios , se sustituirá el esquema 3+1 en el primer año de vida por el esquema 2+1, utilizando vacunas que contienen los antígenos DTPa/VPI/Hib/HB a los 2, 4 y 11 meses de edad. De esta manera, al suprimir la dosis de los 6 meses, se adopta un esquema de dos dosis de primovacunación más una dosis de recuerdo, que se adelanta desde los 18 a los 11 meses de edad, cambios que ya había propuesto hace más de un año el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP), y que ya algunas comunidades autónomas habían iniciado a lo largo de 2016.

Al mismo tiempo, se administrará la vacuna DTPa junto con una dosis de VPI a los niños vacunados con la nueva pauta 2+1 cuando estos alcancen la edad de 6 años. A los niños vacunados con pauta 3+1 se les administrará una dosis de dTpa a los 6 años. Los actuales problemas de suministro han motivado el retraso en la administración de esta dosis que se retomará en cuanto se normalice la situación.

Se trata de un calendario que cada vez está más cerca de lo que los pediatras consideramos un “calendario de vacunaciones de máximos”, y un calendario único y unificado para todos los niños y adolescentes residentes en España, independientemente de la comunidad autónoma donde residan. Pero aún no lo es. Faltan otras vacunas que han demostrado su eficacia en los países en los que están incluidas en Calendario, como las vacunas frente a rotavirus o frente al meningococo B.

En este nuevo cambio de Calendario se recogen vacunas (frente a neumococo y varicela) por las que los pediatras hemos venido defendiendo su inclusión en un Calendario sistemático desde hace muchos años, y por qué no decirlo, luchando desde la evidencia científica, para que los responsables políticos del Ministerio de Sanidad y de nuestra Comunidad las incluyesen de forma universal y gratuita en el calendario de vacunaciones de los niños residentes en España.

En Canarias se hace el mismo cambio que el propuesto por el Ministerio de Sanidad. Pero en Canarias comenzamos el año 2017 con una mala noticia para los que defendemos que las vacunas deben ser universales y gratuitas, y deben ser aplicadas en cualquier punto de vacunación, sea en un Centro de Salud del Servicio Canario de la Salud, o en cualquier otro punto de vacunación del ámbito privado.

A lo largo de los últimos veinte años las vacunas en Canarias se han venido administrando en todos los puntos de vacunación disponibles en el sistema sanitario, ya fuesen  públicos o privados, gracias a un acuerdo entre la Dirección General de Salud Pública y la Sociedad Canaria de Pediatría, haciendo que las coberturas de vacunación alcanzasen cifras cercanas al 98%, y evitándose situaciones perdidas de vacunación. Y creemos que el sistema ha venido funcionando  muy bien, a juzgar por tan altas coberturas, ¡Todo un éxito!

Pero por parte de las autoridades sanitarias que actualmente gobiernan en la Comunidad Autónoma se ha creído conveniente modificar este sistema mixto de vacunación. Desde el último cambio político en la Consejería de Sanidad, los responsables de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud han venido insistiendo en que había que cambiar este sistema. Y desde el primer minuto en que nos plantearon la necesidad de realizar  estos cambios en el sistema, nos ofrecimos a colaborar, para que los cambios necesarios mantuviesen la eficacia y las altas coberturas de vacunación.

Tanto por parte del Director General de Salud Pública, Ricardo Redondas, como por nuestra parte, la Sociedad Canaria de Pediatría, se ha planteado, en varias ocasiones, y en el transcurso de reuniones del Comité Asesor de Vacunas del Gobierno de Canarias, la necesidad de  formar un grupo de trabajo que se encargase de revisar el acuerdo entre los puntos privados de vacunación y la Dirección General de Salud Pública. En muchas ocasiones insistimos en la importancia de poner en marcha ese grupo de trabajo, que nunca llegó a consolidarse, a pesar de nuestras reiteradas ofertas, y el pasado día 28 de Noviembre de 2016, el Director General informó al Comité Asesor de Vacunas, y sin tener en cuenta nuestras propuestas de colaboración, que había tomado la decisión de suspender el acuerdo entre la Sociedad Canaria de Pediatría y la Dirección General de Salud Pública, y unas horas antes de esa reunión firmó, editó y distribuyó entre los medios informativos  una resolución, que pone fin a un convenio de vacunación  que, creemos, ha venido funcionando muy bien, al menos en lo que respecta a los compromisos de la Sociedad Canaria de Pediatría. Probablemente habría que haber revisado el convenio de vacunación con las grandes aseguradoras, pero eso no afectaba al acuerdo con los pediatras, quienes siempre hemos mostrado nuestra colaboración para que ningún niño residente en Canarias se quedase sin vacunar.

Se cierra así, de un portazo, un eficaz proceso de colaboración entre la Sociedad Canaria de Pediatría y la Dirección General de Salud Pública para conseguir coberturas vacunales óptimas para toda la población infantil de Canarias. Hemos querido informar de cómo se ha llevado este proceso, y decir que esta decisión ha sido tomada de forma unilateral por el Director General de Salud Pública, haciendo oídos sordos a las propuestas de colaboración de los pediatras canarios. Es como si los actuales responsables políticos de la Dirección General de Salud Pública, además de la miopía política a la que aludíamos hace un año, ya hayan llegado a la ceguera (política) que les impide ver más allá de sus planteamientos políticos. Esperemos que, con decisiones como éstas, no se abran brechas en la vacunación infantil en Canarias, y no comencemos a ver oportunidades perdidas de vacunación, y las envidiables coberturas de vacunación actuales de Canarias empiecen a resentirse. Sería una pena. Y un grave problema para los niños que se queden sin vacunar.

Por parte de los pediatras seguiremos  defendiendo el derecho de todos los niños y adolescentes a recibir el mejor  calendario de vacunaciones posible, y la Dirección General de Salud Pública, a pesar de su forma de actuar en este tema, seguirá contando con nuestras recomendaciones y con nuestra colaboración para que ningún niño residente en Canarias se quede sin vacunar.

Adjuntamos los ficheros

calendario-de-vacunaciones-de-canarias-2017

l-ortigosa-editorial-canarias-pediatrica-2016-vol-40-no3

Oferta de empleo del Complejo hospitalario universitario de canarias (CHUC).

Se solicita pediatra con perfil neuropediátrico para cubrir baja de larga duración, (embarazo de riesgo y maternal). Asistirá pacientes hospitalizados en planta de pediatría, consulta externa de neuropediatría y hará guardias de pediatría; tendrá prioridad el candidato-a con capacitación en UCI neonatal y pediátrica.

Contactar con  jrluis.huc@gmail.com Jefe de servicio de Pediatría y Neonatología del CHUC.

SESIÓN LITERARIA Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife

SESIÓN LITERARIA Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife

SESIÓN LITERARIA
De ruego del Sr. Presidente se le convoca a la Sesión Literaria que tendrá lugar el próximo martes día 13 de diciembre de 2016, a las 19:30 horas, en el “Salón Tenerife” del Colegio Oficial de Médicos de esta capital, y que correrá a cargo del Académico Correspondiente D. VICTOR M. GARCÍA NIETO, bajo el título:

“DIEGO MATÍAS GUIGOU Y COSTA. UNA FIGURA IMPRESCINDIBLE EN LA PEDIATRÍA DE TENERIFE”

Santa Cruz de Tenerife a 05 de diciembre de 2016.

V Simposium de guarda y custodia de los hijos

 

La ruptura de los núcleos de convivencia, separaciones y divorcios, ocurre en gran parte de la sociedad. Es un hecho incuestionable, que además va en aumento, afectando en primer lugar a las niñas y niños, y adolescentes que tienen que cambiar aspectos importantes de sus vidas por decisiones legítimas que toman los mayores, pero no por ello dejan de ser muy dolorosas y en frecuentes ocasiones traumáticas.

Descargue V Simposium de guarda y custodia de los hijos para más información.

 

descargar_pdf

Día 8 de Octubre, día de la pediatría. “Recuerda, el mejor médico para los niños es el pediatra”

Día 8 de Octubre, día de la pediatría. “Recuerda, el mejor médico para los niños es el pediatra”

Los pediatras alertan de carencias y riesgos en el sistema de Atención Primaria en Canarias

  • Los especialistas denuncian que el 30% de las 312 plazas en Atención Primaria de Canarias están cubiertas por médicos de otras especialidades y que hay facultativos con más de mil pacientes.
  • Denuncian que los recortes hacen que no se cubran bajas ni vacaciones en Atención Primaria, a lo que se suma que la carga laboral hace poco atractiva esta especialidad para los médicos que acaban el MIR

Día 8 de Octubre, día de la pediatría. “Recuerda, el mejor médico para los niños es el pediatra”

Los pediatras han advertido este viernes, 7 de octubre, de que peligra el modelo de atención sanitaria infantil, puesto que más del 30% de las 312 plazas en Atención Primaria de Canarias están cubiertas por médicos de otras especialidades, y en algunos casos hay 80 facultativos con más de mil pacientes.

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría en Santa Cruz de Tenerife, Luis Ortigosa, ha afirmado hoy en rueda de prensa que, con motivo de la celebración del Día de la Pediatría,8 de Octubre, los médicos de esta especialidad han decidido advertir sobre el hecho de que “el mejor médico para el niño es el pediatra”.

Al respecto, la vicepresidenta de la Sociedad, Carmen Rosa Rodríguez, ha subrayado que en los centros de Atención Primaria del archipiélago hay 312 plazas de pediatría con un cupo promedio de 887 niños, pero 80 de estos facultativos deben atender a más de mil.

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife hay 141 plazas, pero de éstas solo 96 están ocupadas por pediatras, lo que representa el 68% y, aunque hay médicos que se esfuerzan en “reciclarse”, el hecho de que los niños no sean atendidos por especialistas en salud infantil repercute en un mayor gasto en pruebas complementarias innecesarias y un uso no racional del medicamento, ha detallado Rodríguez.

Incidencia de los recortes en Sanidad

Luis Ortigosa ha expresado su preocupación por la incidencia en este ámbito de los recortes y ajustes económicos, que provocan que no se cubran las bajas ni las vacaciones de los pediatras en Atención Primaria, a lo que se suma que la carga laboral ha convertido esta especialidad en no atractiva para los médicos que han acabado el MIR.

Ha recordado además que los pediatras atienden tanto al niño sano como al enfermo, pues realizan un seguimiento desde que nace hasta los 14 años con un nivel de formación elevado y específico que, sumado a los programas de salud infantil y la universalización de los programas de vacunación, han contribuido a que la mortalidad infantil haya pasado de 7,6 en 1990 a 3,2 en 2010.

Sin embargo, ha expresado Ortigosa, la situación de la pediatría en Atención Primaria “es un claro ejemplo de la debilidad actual que está viviendo el modelo, con saturación en las consultas y carencia de oferta de puestos de trabajo en centros de salud”, pero el escaso número de profesionales especializados “es solo la punta de iceberg de la situación pediátrica actual”.

Carmen Rosa Rodríguez ha explicado que a esta problemática hay que añadir la falta de plazas de formación pediátrica vía MIR, que un año más no ha alcanzado el número de plazas acreditadas necesarias, al convocarse 413 de las 433 necesarias, y la jubilación de los pediatras veteranos, que hará que a medio plazo no se produzca “el recambio necesario”.

En opinión de los pediatras hay “numerosos retos” para conseguir una asistencia pediátrica de excelencia en la provincia, entre los que habría que destacar los de potenciar la Pediatría de Atención Primaria con una mejora de las condiciones laborales y evaluación de la cartera de servicios que realmente ofrece.

Estos especialistas piden, además, potenciar las subespecialidades pediátricas, tanto a nivel hospitalario como extrahospitalario y mejorar la comunicación entre los distintos niveles asistenciales.

Ortigosa ha añadido que la Sociedad Canaria de Pediatría en Santa Cruz de Tenerife ha desarrollado unas Guías clínicas de derivación atención primaria-especializada con el objetivo de optimizar recursos y facilitar la formación continuada de los pediatras. Además, según ha indicado, se le ha ofrecido a la Dirección General de Programas Asistenciales del Gobierno de Canarias que participe en estas Guías Clínicas “pero hasta el momento no hemos recibido una respuesta positiva desde la administración sanitaria”.

Educar también a las familias

Los pediatras también subrayan que es preciso fomentar políticas de educación en temas de salud en las familias con el fin de prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes o la hipertensión y desarrollar estrategias para mejorar las coberturas vacunales de la población infantil y adolescente, con el objetivo de conseguir que ningún niño quede sin vacunar.

Mejoras en la dispensación de vacunas

Sobre este asunto, Ortigosa ha indicado que desde hace años ha existido un acuerdo entre la Sociedad Canaria de Pediatría y la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias para vacunar a todos los niños de forma universal y gratuita en cualquier punto de vacunación, ya sea en los centros de salud o en las consultas de Pediatría que ejercen fuera del sistema público.

Sin embargo, ha matizado, desde enero de 2015 este sistema, que ha venido funcionando “de forma excelente hasta alcanzar coberturas de vacunación superiores al 95%”, ha dejado de funcionar para determinadas vacunas como la antineumocócica o la varicela, que ya solo se pueden aplicar en los centros de Atención Primaria.

“De mantenerse esta situación se van a ir generando fallos en las coberturas vacunales”, ha advertido el pediatra, que además ha subrayado que hay que hacer accesible la formación en distintas patologías que emergen en la sociedad como el acoso escolar, separaciones conflictivas y aparición de trastornos relacionados con las nuevas tecnologías, como la adicción a las redes sociales.

“Evidentemente hay numerosos aspectos que están pendientes de mejorar, como la disminución de las listas de espera en pruebas complementarias y consultas con especialidades desde los centros de Atención Primaria, una dotación correcta y suficiente en servicios pediátricos hospitalarios y de Atención Primaria y una buena coordinación entre ésta y el hospital, entre otros problemas por resolver”, ha concluido.