Estimado socio

Durante los días 6 a 8 de Junio de 2019 se celebró en Burgos el 67º Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Por su interés, te adjuntamos el discurso que la presidenta de la AEP, la Dra María José Mellado, pronunció en el acto inaugural del Congreso, que contó con la presencia de la ministra de Sanidad.

En sus palabras de bienvenida al Congreso, la Dra Mellado puso sobre la mesa, y expresó claramente ante la ministra de Sanidad, todos los puntos clave de la delicada situación por la que atraviesa en estos momentos la pediatría española.

Sus palabras son las nuestras, por eso hemos creído importante hacerte llegar el discurso completo

67º Congreso de la Asociación Española de Pediatría
Burgos, 6 de junio de 2019

Excelentísima Señora Ministra,
Excelentísimo Señor Alcalde y Consejero de Sanidad de CL
Presidentes del Comité Científico de Congresos-AEP y de este 67º Congreso
Queridísimos pediatras y residentes, buenos días a todos.


Bienvenidos al evento formativo más importante para los 14.000 pediatras de España y que organiza la Asociación Española de Pediatría (AEP), el congreso nacional, este años en el marco extraordinario y mágico de la ciudad de Brugos, agradeciendo a su alcalde y a sus organizadores esta oportunidad de celebrar una reunión… con vocación multidisciplinar y
promoviendo la transversalidad y cita obligada para todas las especialidades y disciplinas expertas en Pediatría. Es un momento para reflexionar sobre el compromiso como Presidente de las actividades y decisiones de esta institución docente, científica, investigadora pero también acordes con los cambios socioculturales; posicionándonos en la prevención y promoción de la salud individual del niño, de la familia, social y medioambiental. En el ecuador de la legislatura siento verdadero orgullo al comprobar las iniciativas pioneras que la AEP está llevando a cabo y que se hacen tangibles a través de la solidez de su plataforma de
formación Continuum, del prestigio y del factor impacto creciente de su publicación científica, Anales de Pediatría, y del rigor y profesionalidad de sus Comités Científicos. Todo ello está posicionando a la Pediatría Española a la vanguardia de los retos sanitarios del siglo XXI.

Nuestro entorno epidemiológico, sociocultural y ambiental exige hoy intervenciones prioritariamente dirigidas a la promoción de la salud y a la prevención, para conseguir una población infanto-juvenil saludable y por ende una sociedad más sana; porque las naciones se hacen fuertes e inteligentes velando desde sus comienzos por estas poblaciones vulnerables y así “de la salud global que procuremos en los niños y jóvenes de hoy…
dependerá la eficiencia del país del mañana”. Tenemos además el rivilegio de disponer de la evidencia científica que nos avala y el reconocimiento europeo a nuestro envidiable modelo español de Atención Pediátrica – donde “todos los niños son atendidos por pediatras en todos los niveles asistenciales; tanto en Atención Primaria como en Atención Hospitalaria”,
el modelo sigue consiguiendo hitos sanitarios en la población infantil; demostrando rotundamente que los pediatras somos los profesionales con la mejor formación para generar salud y bienestar para los niños, las familias y la sociedad global.

Somos los pediatras, por nuestra formación especializada durante 4 años, quienes tenemos el conocimiento profundo de la educación sanitaria infantil, de la prevención de la patología del niño, de su neurodesarrollo, su evolución psíquica y de su integración social. Pero es que además, los pediatras tenemos una posición privilegiada para prevenir las conductas de
riesgo, hábitos nocivos, adiciones a tecnologías y promover estilos de vida saludables y comportamientos solidarios con los iguales, con los mayores, en el ámbito familiar, educativo y con el entorno. La confianza generada durante años entre el niño y su pediatra ha implicado irremediablemente a la familia y esta es la clave de la complicidad necesaria para abordar una adolescencia con ilusión y apoyo siendo la actuación experta del pediatra
fundamental en el tránsito a la madurez, sobre todo en los pacientes con patologías crónicas.


Sin embargo en los últimos años asistimos a una falta alarmante en la reposición de Pediatras en todos los ámbitos, pero muy preocupante en la Atención Primaria, con unas convocatorias de escasísimas de 364 plazas de MIR, que de ninguna forma son suficientes, ni alcanzan a cubrir la tasa de jubilaciones y las necesidades reales de pediatras en España. Esta situación
hace peligrar el modelo español de atención pediátrica que ha costado muchos años crearlo, mantenerlo en cotas excelentes, para ahora dejarlo escapar…

Por ello llevamos dos años personándonos en las Conserjerías y en el Ministerio defendiendo esta situación, y hemos elaborado juntos con las SSRR, las dos SS de AP y las SSEE dos documentos técnicos que son la base para conocer la situación real de la especialidad y que se acompañan de propuestas para la mejora de la profesión. Parece finalmente que tanto
esfuerzo ha tenido su recompensa y me consta que esta situación ha calado en las autoridades, y es que, como bien sabe la ministra aquí presente, y lo transmito a todos los pediatras, los responsables políticos se han comprometido con la Asociación Española de Pediatría a defender nuestra especialidad, a procurar solventar la situación en AP y a reconocer las ACEs,
que representan la excelencia de la pediatría española.


La representatividad y el prestigio de la AEP, nos sitúan en una posición indiscutible de líderes en las recomendaciones en salud para la población pediátrica, por tanto deberemos estar presentes en la toma de decisiones institucionales nacionales y autonómicas que afectan a la Pediatría. Es el caso de las recomendaciones en vacunas, que a diferencia de lo que
recomienda la OMS (Vaccine 2010) “ que los países con recursos deben conformar un National Inmunization Technical Advisory Groups- Comités Nacionales Técnicos multidisplinares para las recomendaciones en Vacunas en las poblaciones destinadas”- en España no disponemos de un grupo multidisciplinar que incluya a los pediatras como técnicos, representando a la AEP; y que de ese modo no pese solo el punta de vista del epidemiólogo
3
o el preventivista, la epidemiologia es la incidencia de enfermedad, sí, pero la pediatría aporta la variable de la virulencia de los gérmenes, y la prevención debe ser poblacional, si, pero sin olvidar nunca la tasa de morbilidad y letalidad en la población, en este caso en los niños… Aunque ya lo hemos solicitado en diferentes ocasiones, aprovechando hoy su
presencia aquí, señora ministra, le reiteramos nuestra voluntad férrea de incluir pediatras expertos representando a la AEP, por CCAA, en el grupo de toma de decisiones de la Ponencia de Vacunas del Ministerio que dirige. Como agentes expertos en salud infantil, debemos esforzarnos en poner el acento en lo que nos une: “la salud de la población” donde la prevención juega un papel relevante y solo así caminaremos juntos en esta tarea principal y que ahora nos mantiene distanciados.


Una iniciativa prínceps de la AEP, es la creación de la plataforma PROMESA-AEP: Plataforma de Reestructuración y Organización Multidisciplinar de Estrategias en Salud del Adolescente, Una herramienta orientada a hacer una llamada de atención a todos los agentes implicados
(administración, educadores, familias, pediatras y profesionales sanitarios…) sobre los comportamientos y situaciones de riesgo cada vez más frecuentes en este grupo de población: obesidad infantil, enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, consumo de tóxicos, adicciones a tecnologías, abuso y maltrato, deterioro de relaciones
intrafamiliares, fracaso escolar, patología psiquiátrica o falta de proyecto de futuro en la población adolescente… todos ellos son problemas prevenibles. Hemos lanzado ya la primera actuación de PROMESA: la campaña ‘HazClick’, una iniciativa on line con mediadores influencers que hablan su mismo lenguaje para empoderar a los jóvenes en todo lo que se
refiere a su salud, para que se impliquen voluntariamente y forme parte de sus decisiones.


Un aspecto que no puedo dejar pasar es el de la investigación; como sabéis sin innovación no hay progreso y por ello hemos implementado la plataforma de investigación INVEST-AEP y, como habéis tenido oportunidad de presenciar hace apenas una hora, hemos otorgado becas a trabajos innovadores, y tenemos abierto con el ISCIII el proyecto de conseguir una beca Rio Hortega-AEP. Pero quiero también destacar la excelente implicación científica de las SSEEAEP; participando activamente y liderando las recomendaciones para las patologías infantiles a través de infinidad de redes pediátricas nacionales, y la participación de los
hospitales pediátricos nacionales y la propia AEP en la reciente Red Española Traslacional de Ensayos Clínicos en niños (RECIP) incluida en la iniciativa europea Connect for Children (C4C) de la European Network Paediatric Research-European Medical Agency (EnprEMA) o como
partner de la Red Europea de Infraestructuras traslaciones en investigación pediátrica (EPTRI), de la renovada Red de Investigación en Salud para los Niños (PENTA) o la red Europea de Trasplantes Pediátricos, coordinada por España, TrasplantCHILD; iniciativas cuyos resultados
serán presentados en este Congreso.


También novedosa y vanguardista es la apuesta de este Comité Ejecutivo por la salud medioambiental, que se ha plasmado en las “campañas antitabaco”, la encuesta de salud medioambiental para pediatras, la iniciativa “caminado al cole”, el proyecto BIONETA sobre factores de riesgo medioambientales y rendimiento académico o participando en el proyecto
internacional ENSUCHICA; que pone de manifiesto la relación entre el cáncer pediátrico y los factores medioambientales en zonas de escasos recursos, destacando así también el compromiso de la AEP con países menos desarrollados. Es esta una línea de trabajo con gran proyección profesional, investigadora y social, como tendréis ocasión de experimentar en este primer congreso de la AEP, medioambientalmente comprometido. El efecto del medio ambiente en la salud es incuestionable, repercutiendo especialmente en la salud infantil, y destacando la responsabilidad como clínicos de implicarnos todos en el desafío de la salud del planeta (como publica, The Lancet en mayo 2019).


Un aspecto muy importante que no descuidamos como parte de nuestras líneas estratégicas de “sostenibilidad, trasparencia, e independencia”, es dar visibilidad a nuestras actuaciones y a todos los proyectos a través de nuestra renovada página web y la edición electrónica de noticias AEP. La visión externa de la AEP analizada por la Federación de Sociedades Científico- Médicas Españolas (FACME), nos sitúa como Sociedad referente nacional en transparencia.
Termino transmitiendo como siempre mi entusiasmo a los profesionales más extraordinarios de la medicina, los pediatras; especialmente a los más jóvenes, y reflexionando sobre la trascendente misión que tenemos entre manos, en esta legislatura, en la que con los pediatras unidos y decididos, la AEP será determinante en los cambios profesionales, epidemiológicos,
socioculturales y medioambientales que impactaran en la salud de los niños de nuestro país.


Sentíos orgullosos de ser pediatras y de pertenecer a la AEP. Aprended y disfrutad del conocimiento que vamos a respirar estos días y llevároslo para el beneficio de los niños y de las familias; y sed conscientes de que somos los pediatras los artífices de la salud de la sociedad del futuro. El pediatra es indispensable y no puede intercambiarse o sustituirse.


Muchas gracias.
Dra. María José Mellado
Presidente de la Asociación Española de Pediatría